C67B855D-D346-4630-BB42-17F14207C1D1-1280x1280.jpeg

Un final de curso de cine: FusaKdabra

14 mayo, 2021

Nos gusta adornar el sendero que recorremos juntos desde Septiembre hasta Junio con  momentos especiales. Días en los que la sorpresa nos enciende por dentro una chispa que nos hace tantas cosquillas que no podemos después olvidar. Buscamos días en el calendario para ponerles mas color y más sabor en una escuela que ríe, que canta, que siente…

A punto está de llegar uno de estos días.  Cuando el patio de butacas se apague se encenderá vuestro corazón y sabréis, entonces, el poder de educar con emoción. 

Sabemos qué añorar finales de curso como los vividos en años anteriores nos habría sumido en una gran tristeza y añoranza. Por otro lado, desear que pase el tiempo rápido para que el COVID desaparezca de nuestras vidas es algo deseable por todos, pero  no podemos  esperar estresados y ansiosos a que ese día llegue.

Pianissimo vive el presente con sus pros y sus contras, adaptándonos.

Sin duda uno de los momentos más entrañables que vivimos juntos es el final de cada curso. Este año donde hemos puesto en valor la importancia de una escuela presente, la importancia de la emoción y la importancia de sentirnos cerquita unos de otros, queremos sorprenderos con un trabajo sacado del papel y convertido, después, en juego de niños (desde el estudio de investigación  hasta el corazón de todos nuestros alumnos).

Una escuela  disfrazada de plató de cine, con cámaras, micros y, por supuesto, con ellos, los artistas, los músicos, nuestros alumnos, que quedará siempre en nuestro interior.
Entre todos hemos puesto voz y hemos hecho canción de esta historia, unas veces de verdad y otras de cuento e ilusión.
Ha llegado uno de estos días. Por fin, se apagan las luces en el patio de butacas, se enciende nuestro corazón y comienza la emoción.

Luces, cámara y… ¡ACCIÓN!